Historia de la Tecnología: Macintosh, el tercer gran hito del mundo de los computadores personales

macintosh

El 24 de enero de 1984, Steve Jobs fue el protagonista de una keynote mítica que sirvió como pistoletazo de salida para el lanzamiento al mercado del Macintosh, el tercer gran hito del mundo de los computadores personales.

Hoy 24 de enero de 2014 se cumplen 30 años del lanzamiento de un dispositivo mítico; una computadora que contribuyó enormemente a la introducción de los computadores personales en los hogares: el Macintosh.

El Macintosh se lanzó al mercado el 24 de enero de 1984 con una mítica keynote en la que Steve Jobs mostró el funcionamiento del Macintosh y, sin duda, acertó al anunciar que este nuevo computador marcaría un hito en el sector al igual que lo hizo el Apple II y el IBM PC. El Macintosh apostó por hacer accesibles los computadores personales. El objetivo era un producto con un precio atractivo y que, además, fuese fácil de manejar y, la verdad, Apple abrió una senda que en estos 30 años no ha dejado de seguir.

El diseño del Macintosh

El Apple II, a pesar de haber sido un éxito dentro del sector empresarial que también llegó a introducirse en los hogares, no era una computadora fácil de manejar y era complicado que llegase al gran público.

La idea del Macintosh y, por tanto, desarrollar una computadora orientada al usuario final se la debemos a Jef Raskin, el empleado número 31 de Apple. Raskin, que trabajaba en control de calidad y también era el responsable de los manuales de los productos y la revisión de los embalajes, probaba todos los dispositivos que Apple desarrollaba y había llegado a la conclusión que dispositivos como el Apple II eran muy complejos para usuarios no expertos.

Raskin le planteó a a Steve Wozniak que era el momento de pensar en una computadora fácil de usar y que tuviese un precio asequible y, finalmente, obtuvo luz verde para lanzar el proyecto. Raskin tenía un nombre en su cabeza: McIntosh (el de la variedad de sus manzanas favoritas, un nombre que luego resultaría estar registrado y Apple tuvo que comprarlo para poder utilizarlo) y, con el objetivo y el nombre, se lanzaría al desarrollo del Macintosh.

El equipo de trabajo inicial estuvo formado por el propio Jef Raskin, Bill Atkinson (que procedía del equipo de proyecto del Apple Lisa), Burrell Smith, George Crow, Chris Espinosa, Joanna Hoffman, Bruce Horn, Susan Kare, Andy Hertzfeld, Guy Kawasaki, Daniel Kottke y Jerry Manock entre otros.

Se desarrolló un primer prototipo que distaba mucho del Macintosh que se lanzó al mercado. El prototipo constaba de una pantalla de 9 pulgadas en blanco y negro (de 256×256 píxeles) y una unidad de disco y se fundamentaba en el Apple II (con la idea de flexibilizar la cadena de producción). Sin embargo, el desarrollo del Apple Lisa influiría radicalmente en el desarrollo del Macintosh, tanto a nivel técnico como en la propia gestión del proyecto.

Apple estaba haciendo su primera incursión en el mundo de los interfaces gráficos de usuario (GUI) en el Apple Lisa. Steve Jobs había visitado el Xerox PARC y allí había conocido el trabajo de este centro de investigación con el desarrollo del Xerox Alto y los primeros interfaces gráficos de usuario; un nuevo paradigma de interacción con los computadores que desembarcaría en el Apple Lisa y también en el Macintosh.

Tras un choque con Mike Markkula por la jefatura del proyecto del Apple Lisa, Steve Jobs decidió volcarse en el desarrollo del Macintosh e irrumpiría en el proyecto que dirigía Jef Raskin. Al final, la bicefalia causó sus estragos y Raskin terminaría marchándose del proyecto y Jobs asumiría la batuta y lo transformaría por completo en marzo de 1982.

El Macintosh se convertiría en el primer computador personal diseñado para el usuario no avanzado; una computadora que se apoyaba en un sistema operativo gráfico que se manejaba con un ratón, presentaba ventanas e iconos y nos hacía huir de las terminales manejadas con comandos.

Además del hardware (del que ahora hablaremos) y el sistema operativo (la primera versión de Mac OS), Steve Jobs puso el foco en algo que se convertiría en una de las claves de Apple: el diseño industrial. El primer modelo del Macinstosh no llegó a beber del trabajo de Hartmut Esslinger y la línea de diseño Snow White pero sí que sería algo muy presente en la gama Macintosh y ha seguido perdurando hasta nuestros días.

El hardware y el software

La primera placa diseñada para el Macintosh se basaba en un procesador Motorola 6809E y contaba con 64 KB de memoria RAM; sin embargo, el diseño se cambiaría por un motivo muy simple: alinear los componentes con los del Apple Lisa y, de esta forma, aprovechar gran parte del trabajo para abaratar costes. El procesador elegido sería, por tanto, el Motorola 68000 aunque, eso sí, el objetivo final era cumplir el presupuesto destinado al hardware.

Placa Base Macintosh

MATEUS_27:24&25 en Flickr

Tras múltiples iteraciones, el equipo llegó a un prototipo con Motorola de 68000, en su versión de 8 MHz, una pantalla de 384×256 píxeles y usar menos circuitos integrados de memoria RAM que el Apple Lisa. La simplificación de los componentes era fundamental para cumplir con el presupuesto así que el hardware siguió evolucionando hasta llegar a la base del Macintosh 128k que incluiría una pantalla monocromo de 9 pulgadas de 512×342 píxeles y 128 KB de memoria RAM.

Desde el punto de vista del software y la interacción con el usuario, la primera versión del sistema operativo Mac se manejaba con un ratón (igual que el Apple Lisa) y era fácil de manejar para cualquier usuario. El usuario podía ver los documentos que diseñaba y editaba antes de enviarlos a imprimir, también podía dibujar o realizar cálculos y, por un precio de 2.495 dólares de la época, el Macintosh se haría hueco en hogares y oficinas de todo el mundo.

Macintosh 30 aniversario - raton

Steve Garfield en Flickr

El marketing y la publicidad

Además de las innovaciones en el aspecto tecnológico, el Macintosh también fue clave desde el punto de vista del marketing y la publicidad. Apple desplegó toda su artillería y se embarcó en una gran campaña de lanzamiento para llegar al consumidor porque el usuario final era el público objetivo del Macintosh.

Tras la presentación del Macintosh en una rueda de prensa en octubre de 1983, Apple lanzó una campaña publicitaria en medios impresos para anunciar el Macintosh y su lanzamiento. El “plato fuerte” de esta campaña fue un anuncio dirigido por Ridley Scott que se emitió durante el tercer cuarto de la Super Bowl de aquel año (el 22 de enero de 1984). El spot, que costó 1,5 millones de dólares, tomaba inspiración de la novela 1984 de Orwell y nos mostraba una sociedad alienada que sería “liberada” por el lanzamiento del Macintosh dos días más tarde.

Tal día como hoy pero hace 30 años, el 24 de enero, Steve Jobs asombraría a los usuarios y al sector con su mítica keynote de lanzamiento del Macintosh. Además de realizar una demostración de la computadora (y la espectacular puesta en escena, música de “Chariots of Fire” incluida), Jobs definió al Macintosh como un producto “Insanely Great” que marcaría un antes y un después en la industria y, la verdad, es que así ha sido.

MacWorld-1984 - Macintosh Jef Raskin - Macintosh Publicidad Macintosh Placa Base Macintosh Manual del Macintosh (5) Manual del Macintosh Manual del Macintosh (3) Manual del Macintosh (2) Manual del Macintosh (1) Macintosh 30 aniversario Macintosh 30 aniversario - raton




View full post on ALT1040

Top

Logo-PopUp

¡ Regalanos un Like o un Follow !

¡ u rock !


Powered by WordPress Popup

Menu Title