Current track

Title

Artist

Background

Cut Worms lanza nuevo sencillo “Every Once In A While” b/w“The Golden Sky”

Written by on septiembre 2, 2020

Cut Worms, el nombre artístico del cantautor y artista visual radicado en Brooklyn, Max Clarke, lanza un nuevo sencillo “Every Once In A While” con “The Golden Sky” como lado B; parte de su próximo álbum doble titulado Nobody Lives Here Anymore, disponible el 9 de octubre a través de Jagjaguwar.

Llega después de una serie de videos y canciones – “Sold My Soul,” “God Bless The Day,” “Unnatural Disaster,” “Baby Come On,” y “Castle in the Clouds.” “Every Once In A While” fue escrita justo antes de la segunda sesión de estudio de Clarke y está enriquecida con una guitarra upbeat, un bajo que hace punteo y su voz resonante.

“Hicimos unas cuantas tomas y usamos probablemente la 4 o la 5 sin punch ins ni nada” dice Clarke. “Me gusta la inmediatez de la canción. Salió casi exactamente como la quería.

Luego hice que Caroline hiciera unas voces de fondo para una de las partes que ella compuso y creo que es verdaderamente genial.”

El lado B, “The Golden Sky,” es como de ensueño. Pone la voz de Clarke al frente y una pedal steel melancólica atrás. “

En esta estaba tratando de crear una canción atmosférica con los overdubs,” explica Clarke. “También tiene algunas letras que son importantes, creo. La cosa de tener que robarle a tu hombre/mujer/persona para poder estar bien tu mismo – esa es la parte principal que deberías asimilar al escucharla.”

El arte y los lyric videos de la canción están inspirados por el arte de los 45s de “Dr. Handy’s Dandy Candy” de Jim Ford.

Después de Alien Sunset de 2017 y Hollow Ground de  2018, Nobody Lives Here Anymore es una ensoñación del paisaje americano, dentro y fuera de la cabeza de Max.

Aprovechando su devoción de toda la vida a las canciones americanas para encontrar inspiración, acumuló 30 canciones nuevas para cuando voló a Memphis para trabajar con el productor Matt Ross-Spang en el Sam Phillips Recording Studio.

A diferencia de sus trabajos anteriores para los que hizo demos meticulosamente, Max optó por hacer bocetos para capturar algo más inmediato y honesto.

La mayoría de las primeras tomas se granaron en vivo con Noah Bond en la batería mientras Max cantaba y tocaba la guitarra.

Luego Max construyó arreglos resplandecientes encima de estas interpretaciones íntimas. Un equipo de amigos y gente de Memphis se sumaron para grabar pedal steel, sax y cuerdas. Cuando todo estaba listo, grabaron 17 joyas cósmicas de Americana.

Comentarios