POM POM SQUAD lanza nueva canción “Crying”

Written by on junio 9, 2021

El próximo álbum de Pom Pom Squad, ‘Death Of a Cheerleader’ (disponible el 25 de junio en City Slang Records) se ha convertido en una de los lanzamientos más esperados de este verano. Sobre la líder Mia Berrin, Paste dijo “el indie rock está ganando una nueva voz que estaremos escuchando durante los próximos años”; las canciones pasadas “Lux” (un “tratado motivado sobre el despertar femenino” – The Fader) y “Head Cheerleader” (“una lección fenomenal de grunge moderno” – Billboard) han marcado la pauta de lo que en verdad será “uno de los nuevos álbumes más feroces del 2021.” (Nylon). Hoy, la banda de Brooklyn de cuatro integrantes lanza una probada más de lo que están preparando con Crying”.

Como una especie de desenmascaramiento de Berrin, la canción aborda la abrumadora tarea de enfrentar los defectos de uno mismo sin tratar de escapar. También sirve como una atadura estética entre la energía pura y catártica del disco y la inspiración cinematográfica detrás del mismo. También disponible el día de hoy, el video (co-dirigido por Julia Sub y Berrin) para la canción — un festín para los fans del cine de los 50s & 60s y del film noir, ve a Berrin desenmarañarse emocionalmente, enfurecida en una escala de grises visualmente atractiva, agobiada con un pavor que cobra vida metafóricamente con un torrente de manos que llevan guantes de látex negros.

“Honestamente, esta canción es una especie de rollo personal. Creo que durante el ciclo ‘Ow’ [del EP anterior], me convencí que a través de escribir estas canciones me podía exorcizar del demonio que era mi depresión. Resulta que no hay un número de composiciones que pueda sustituir el medicamento y la terapia,” dice Berrin acerca de la inspiración para la canción. “En cuanto al arco narrativo, quería escribir una canción que se sintiera como un puente entre un mundo basado el mundo de guitarras del disco y el mundo cinematográfico de los 50s/60s que inspiró el disco. Al final fue sobre un sentimiento meta – estar enojada contigo misma por sentirte deprimida. El personaje de esta canción es básicamente mi ego: la parte de mí misma que no aprende, que comete los mismos errores constantemente, que no puede admitir que está equivocada, que se da lástima a sí misma y que envuelve todo con un moño de auto desprecio. Cuando estaba en la universidad, bromeaba con mis amigos de que mi posicionamiento dentro de los nueve alineamientos era “caótica estúpida”, lo cual se convirtió en una especie de personalidad por sí sola. Mi ser de perra tonta. En breve, en la canción me llamo quejumbrosa a mí misma. ¡Muy glam!”

 

La directora Julia Sub añadió: “Este video, en muchos sentidos, es una carta de amor al acto incontenible de llorar, además de una confrontación con el aislamiento. Al igual que los temas de la canción, el video es una reconciliación con las fuerzas internas y externas — los espacios a nuestro alrededor, los espacios dentro de nosotros y la gente que nos afecta. La emoción en aumento de esta hermosa canción se visualiza a través de la oscuridad, dentro de una sala de cine vacía, una bodega y un viejo motel. Vemos a este personaje navegar estos espacios justo como navega sus sentimientos. El elemento de la sala de cine es un ancla aquí, ilustra cómo el examinar las experiencias pasadas y los recuerdos nos puede hacer sentir como extraños viendo nuestras propias vidas – como ver una película. Mi parte favorita del video es cómo el miedo se materializa en la forma de manos entrando en el cuadro, enfatizando la sensación de ser consumida por el peso de nuestras ansiedades. La inspiración visual para el video vino en gran parte de la estética vieja del Film Noir y de la obsesión dolorosamente obvia que Mia y yo tenemos con los trabajos absurdos y abstractos de David Lynch.”

Con la autenticidad sucia del garage rock y los ostentosos toques cinematográficos, ‘Death Of a Cheerleader’ explora el tema de la auto aceptación, destroza el patriarcado del hombre blanco, está conforme con el hecho de no estar bien y te invita a sentirte cómodo en tu piel por primera vez en tu vida — de cierta forma, te ayuda a aprender a ser tu propia porrista. Con Berrin como líder creativa, ‘Death Of a Cheerleader’ es un disco para aquellos que luchan por encontrarse a sí mismos y que luego gritan desde lo más alto cuando lo hacen.

Mia Berrin pasó su infancia tratando de encajar en el mundo, buscando mirando íconos de la cultura pop en la TV esperando encontrar una imagen con la cual conectar. Ella conectó con las películas de John Waters y David Lynch, se dejó impresionar por el poder de mujeres como Courtney Love y Kathleen Hanna. Crecer como una mujer de color que más adelante acogería su lado queer, discutiendo y reconciliándose con quién es y con la percepción de lo cómo la gente piensa que debería de ser, ha sido una misión de vida para Mia.

Con Shelby Keller (batería), Mari Alé Figeman (bajo) y Alex Mercuri (guitarra), Mia formó Pom Pom Squad en 2015 y se fue a las calles de NYC, fogueándose al tocar en foros repletos junto a actos como Soccer Mommy, Pronoun y Adult Mom.

Pero con la pandemia cambiando las reglas del juego, seguido de una ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policiaca tras la muerte de George Floyd, el mundo de Mia se volvió más solitario. Y aprovechó ese tiempo para reflexionar y rendir homenaje a la gente de color que le ayudó a convertirse en la músico que es ahora. Artistas como Sade, Billie Holiday, Sister Rosetta Tharpe. Todos estos componentes de la vida de Mia se han reunido, fortaleciendo un talento que durante años ha sacudido los foros de NYC, y que ahora está por sacudir al mundo.

Comentarios


Current track

Title

Artist

Background